Amor extraño o simplemente..no correspondido

16 Dic

Qué los japoneses son una raza aparte ya lo sabemos todos; hasta que punto llega su bizarrismo aún no podemos hacernos una idea. Uno lee y ve muchas cosas, muchas extravagancias provenientes de ese país (los videos para adultos nipones son fuente inagotable de rarezas a cada cual mas desagradable y extrema)… aunque insólitos, no dejan de ser actos aislados y rebuscados. Locos sueltos hay en todas partes, piensa uno.

Algo más serio es conocer acerca de un nuevo y enfermizo fenómeno que arrasa en Japón: El alquiler de muñecas hinchables de alta calidad. “No será para tanto”, pensarán, “será como en Occidente con las RealDolls, algo simplemente anecdótico… para fetichistas… minoritario”. En absoluto. Veámoslo.

Hace años empezaron a aflorar en la Internet japonesa alguna que otra web (como Orient Doll) en la que vendían muñecas hinchables de silicona y altísima calidad (allí se le conocen como “dutch wives”, y según prometen su textura, libre de costuras, es muy similar a la de la piel humana). La compra, en la empresa que cito, además incluía un servicio post-venta de por vida y la tranquilidad de saber que a la muerte del propietario se comprometían a recogerlas y a celebrar un ritual budista donde consagrar el “alma” de la muñeca para la eternidad. A pesar de su elevado precio (unos 600.000 yenes, 4.385 euros) la cosa funcionó bastante bien, y a algún avispado empresario se le ocurrió “¿porque no alquilarlas?, así mucha mas gente podrá acceder a ellas”. Acababa de nacer el fenómeno.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: